28 de octubre de 2012

J. R. R. Tolkien en Oxford


El escritor de El señor de los anillos vivió durante más de 45 años en la ciudad

Fuente: blog laberintodeltiempo
 J. R. R. Tolkien nació en Bloemfontein, hoy Sudáfrica, aunque vivió casi toda su vida en Oxford, donde fue profesor universitario durante 40 años.

Me fascina el universo mágico que el escritor creó en El hobbit y El señor de los anillos,  así que para mí era casi obligado al llegar a la ciudad seguir su rastro en Oxford. Las rutas a seguir fueron visitar las 5 casas en las que él vivió, tomar algo en The Eagle and child, el pub al que acudía con otros escritores contemporáneos suyos, y visitar su tumba en el cementerio de Wolvercote.

Las cinco casas se encuentran diseminadas por la ciudad y cuatro de ellas se encuentran muy cerca una de otra. La 5ª y un poco más alejada del ajetreo del centro está al norte, en un barrio residencial y de instalaciones universitarias, con grandes árboles, ambiente tranquilo y casas impresionantes. En esta casa de dos plantas y rodeada de un jardín Tolkien vivió durante 17 años. Desde la calle se puede ver en la fachada una placa azul de la Oxford Civic Society que recuerda este hecho.



Por último, se puede visitar su tumba en el cementerio de Wolvercote (al norte de Ring Road). El cementerio es grandísimo, así que hay que ir siguiendo alguna de las indicaciones en piedra que están repartidas. Son pocas y pueden pasar desapercibidas si no nos fijamos bien. 

La tumba es sencillísima, sin alarde de nada y en la lápida está primero el nombre de su mujer, Edith Mary. Hay dos o tres plantitas, una hiedra que se enrosca en la piedra y un arbolito del que cuelgan algunas pulseras y lazos que deja alguna persona.



La verdad es que no se me ocurre un lugar mejor que Oxford en el que Tolkien pudiera haber escrito sus libros.

Si te interesa conocer más sobre Oxford, mira todo lo que he escrito sobre la ciudad aquí :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar algo sobre lo que acabas de leer? ¡Muchas gracias!