14 de diciembre de 2012

Imprescindibles en Oxford (parte II)


Bodleian library. Es recomendable visitarla con guía (en realidad no sé si se puede visitar por cuenta propia). Es simplemente impresionante contemplar las adornadas y oscuras estanterías llenas de libros valiosos, a los investigadores concentrados en un manuscrito, la sala donde se celebran las graduaciones de final de carrera, las escaleras de piedra, etc.

En la Bodleian Library con mi amiga Line (Dinamarca)
Merton Street, con mucho encanto
Si vamos a Oxford deberíamos visitar alguno de sus colleges para conocer de cerca la vida estudiantil y admirar los rincones, pasillos y patios de estos edificios. Yo visité Christ Church, cuyo salón se replica en las películas de Harry Potter. El ambiente es realmente acogedor y con un toque mágico. Trinity College también es uno de los más bonitos edificios de Oxford y es muy fácil localizarlo: está justo frente a la oficina de Turismo.

Librería Blackwell, que ocupa todo el edificio.
Puente de los suspiros. A pocos pasos de la Bodleian Library está el puente de los suspiros, uno de los emblemas de Oxford. De inspiración romántica, este puente conecta los edificios antiguo y nuevo de uno de los colleges más conocidos y prestigiosos de Oxford: el New College o New College of St Mary.

Justo frente a la Bodleian Library, bellísima también en su exterior, está la librería Blackwell, donde hay que darse una vuelta sí o sí. Yo pasé varias tardes allí curioseando por sus pasillos y visitando la última planta del edificio, donde se venden libros de segunda mano en perfecto estado y realmente bien de precio. La madera oscura, los suelos enmoquetados, los miles de libros, el olorcito a café que llega desde su cafetería con wifi, etc. hacen de la Blackwell un lugar cálido donde descansar un ratito del ajetreo de la calle.






Sheldonian Theatre y Radcliffe Camera, que contiene salas de lectura y unos 600.000 libros que pertenecen a la Biblioteca Bodleian.

Radcliffe Camera hecha pastel en el Covered Market
Paseo por Merton Street. No tiene desperdicio. Bellísimos edificios de los distintos colleges, calzada de piedra y tranquilidad en esta calle paralela a High Street.

Parques y zonas verdes. Oxford es una ciudad verde, no tengo ninguna duda. A dos minutos de High Street y su ajetreo encontramos, tomando la bellísima callecita Rose Lane, la tranquilidad de un prado por el que corretea uno de los muchos riachuelos que nos encontramos en esta ciudad. El paseo nos lleva a Christ Church. Otras zonas verdes son University Park y South Park, ambos maravillosos.



Paseo entre la zona deportiva del Merton College y las zonas verdes que pertenecen a Christ Church. Por Rose Lane.

Si te interesa conocer más sobre Oxford, mira todo lo que he escrito sobre la ciudad aquí :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar algo sobre lo que acabas de leer? ¡Muchas gracias!