11 de enero de 2012

A Nueva York con Delta

A finales de junio volamos a Nueva York y lo hicimos con Delta. De precio salió bastante bien: 450 euros ida y vuelta, y era directo Valencia-NY (JFK). Pese a que yo suelo comprar todo por Internet y NUNCA recurro a las agencias, esta vez sí lo cogimos por agencia. Si lo hacíamos nosotras directamente nos ahorrábamos unos 50 euros en total, y si lo cogíamos con la agencia nos arreglaban ellos todo el tema del papeleo para entrar en EE UU.

No se hizo tan pesado como esperábamos. Pero el problema es doble: el avión en que viajamos era IDÉNTICO a un Ryanair, 3 asientos - pasillo - 3 asientos e igual de estrecho. Resultó muy agobiante para moverse y como el avión sólo tenía un pasillo pues no era plan de estar dando vueltas todo el rato. En la revista de la compañía vimos que no era precisamente de las naves pequeñas. Esta tenía 4 puertas. Incluso lo preguntamos a uno de los azafatos y nos confirmó que era la 5ª más grande de la compañía o_o

El segundo problema que nos encontramos, sobre todo a la ida, es lo antipáticas que fueron las azafatas. Pero una cosa increíble. Yo no sé si estaban cansadas o si les dolía el pie, pero casi tenías que pedirles disculpas cada vez que las llamabas o les rogabas que te repitiesen lo que te habían preguntado. Nunca me había pasado en ningún vuelo con ninguna compañía.
A la vuelta el avión era igual, con la notable diferencia de que cada asiento tenía TV individual. Nos pusimos moradas a ver películas de estreno, series, juegos... Igual de estrechas pero drogadas por la tele. Cuando nos dimos cuenta estábamos en tierra firme de nuevo. En este caso, los azafatos/as fueron más majetes, aunque sin pasarse, eh?!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar algo sobre lo que acabas de leer? ¡Muchas gracias!