10 de mayo de 2020

Taormina, Sicilia

Igual queda un poco mañido escribir esto como inicio, pero aterricé en Catania con una maleta llena de sueños y expectativas. Y me quedé corta: lo visto, aprendido y vivido durante aquellas semanas de periplo viajero fue extraodinario.

Y empecé por Italia... De Catania vi poco o nada y es algo que en algún punto del futuro tendré que solucionar y no solo porque sea la tierra natal de Battiato. En cualquier caso, esta ciudad fue para mí el punto de entrada a Sicilia y desde donde cogí el autobús a Taormina, al noroeste de la isla, donde estaría dos semanas.

Taormina, plaza IX aprile, con la playa de Giardini Naxos y el volcán Etna al fondo






Taormina. Preciosa, de difícil acceso, encantadora, cara, carismática, caótica, llena de turistas... pero también de momentos de calles desiertas (cualquier día entre semana a la hora del desayuno), y de zonas que quedan alejadas de las rutas establecidas.

Corso Umberto es la avenida que, desde Porta Messina, recorre la ciudad de punta a punta y, además, prácticamente la única más o menos recta. Es fácil desorientarse allí los primeros días ya que el resto de calles, callejuelas, pasajes y demás vías de todo tipo y tamaño se enmarañan y entremezclan con placitas, escaleras y recovecos en un desorden bellísimo.

Las fachadas son alegres, con tonalidades siena sobre todo pero también azules, malva o blancas. Y los balcones y salientes están adornados con plantas crasas colgantes y los tradicionales bustos sicilianos de cerámica.

Moverse en Taormina es fácil: a pie. Salir y entrar... eso ya es otra cosa. Arracimada sobre el mar, se llega a ella por una serpenteante carretera que es un infierno en verano. Por ella circulan todos los autobuses que, en su mayoría, salen de la pequeña estación a las afueras de la ciudad. Autobuses y también muchísimos coches que todavía me pregunto dónde se meten.

Pero da igual el tráfico o el caos... es encantadora y, desde ella, el mar se despliega ante ti.

Taormina desde la iglesia Madonna della Rocca

1 comentario:

  1. Mi codificador está tratando de convencerme de cambiarme a .net desde PHP. Siempre me ha disgustado la idea debido a los costos. Pero lo intentas, sin embargo. He estado usando WordPress en varios sitios web por alrededor de un año y estoy preocupado por cambiar a otra plataforma. He escuchado cosas buenas sobre blogengine.net. ¿Hay alguna manera en que pueda importar todos mis contenidos de wordpress en este? ¡Cualquier tipo de ayuda será enormemente apreciada! Juan Miguel Enamorado Macias

    ResponderEliminar

¿Quieres comentar algo sobre lo que acabas de leer? ¡Muchas gracias!