9 de julio de 2014

Postales desde el Mediterráneo: Altea

Calles empedradas, casas blancas, cúpulas azules y el mar como fondo. Altea es una postal del mediterráneo más bohemio, ambientado por la música de guitarra y muestras de arte en cada rincón. Por la noche se transforma en un pueblo mágico gracias a las luces y los contrastes del blanco con ellas y el azul-morado del cielo. Sus calles están hechas para pasear, disfrutar del Ahora y dejarse envolver por su tranquilidad y frescura.

Para muchos, este rincón de Alicante es considerado un refugio de artistas, y es que el arte en Altea es parte intrínseca de ella. Muchísimos artistas, poetas y músicos viven y trabajan allí, y algunos de ellos incluso muestran  su arte junto a sus talleres, sea cual sea el estilo y el formato: pintura, escultura, cerámica, etc.; hay salas de exposiciones permanentes, donde además de admirar el trabajo de los artistas, también se puede adquirir; está la Asociación de Artistas de Altea, fundada en 1992, muy activa en exposiciones y actos culturales; y, por supuesto, el centro de artes Palau d'Altea, con programación que incluye música, ballet, teatro o arte. Además, la Universidad Miguel Hernández de Elche estableció en Altea su facultad de Bellas Artes. Así que este precioso pueblo es, sin duda, un foco y referente en el mundo del arte y la cultura.



La agenda cultural de la ciudad es densa y repleta de actividades. Música, fiestas locales, exposiciones, rutas... Desde la noche de San Juan y durante todo el verano, se celebra en la plaza de la iglesia la Mostra d'Artesania d'Altea, que este año ha inaugurado su 31ª edición. Allí podemos encontrar juguetes de madera, complementos de piel, artículos de decoración o bisutería hecha a mano. Un ejemplo es el de Anuka, artista joyera que hace unos pendientes, collares y pulseras muy originales y divertidos y con la que me podéis ver en la imagen. Y no sólo la muestra de artesanía, sino también galerías de arte, tiendas permanentes con ropa y bisutería diferentes, hechos a mano y de diseño alegran sus calles y plazas. Además, la Oficina de Turismo de Altea organiza rutas guiadas gratuitas para conocer mejor Altea la Vella, declarada Bien de interés cultural. También se pueden visitar las numerosas ermitas rurales de Altea, protagonistas cada año de un programa de conciertos que las recorre y que se llama Ruta de les ermites.

Otra de las características de Altea es su localización, junto al Mar Mediterráneo y sus maravillosas playas de piedras blancas, pero también junto a la Serra de Bèrnia. Las vistas desde el casco antiguo del mar y de esta cordillera perpendicular al mar repleta de rutas de senderismo son únicas y desde luego bien valen detenerse un poco, respirar hondo y admirarlas.


5 comentarios:

  1. Buena entrada, Viajera.

    Para aquellos que no tenemos claro qué hacer en vacaciones, tendremos en cuenta esta opción.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias :)
    Altea es preciosa, ¡es una buena opción para vuestras vacaciones!

    Un abrazo y gracias por comentar

    ResponderEliminar
  3. Hemos dado un paseo muy completo y muy interesante contigo por este precioso pueblo. Gracias ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola Anna.....Que tal va todo....Veo que muy bien con tus viajes...Aun sigo diciendote que tienes que visitar Cadiz....disculpa por estar ausente y no comentar en tu blog...pero ya estoy aqui de nuevo...Saludos

    ResponderEliminar

¿Quieres comentar algo sobre lo que acabas de leer? ¡Muchas gracias!