8 de julio de 2012

Vielha

Vielha me tiene enganchada... Cuando pasan unos meses sin ir, ya me coge el "ansia" por volver. La Val d'Aran, con Vielha como corazón urbano, es verde, revitalizante y energizante. Sus pueblos de piedra y pizarra que parecen sacados de un cuento, el río de agua fresca y cristalina, las montañas forradas de bosque y los cientos de rutas inimaginables para hacer a pie lo convierten en un valle único.

Muchas veces fantaseo con tener una casa allí y, por más que vuelvo a recorrer sus pueblos y calles, nunca consigo decidirme por el lugar ideal para tenerla. Arties y Bossost son chulísimos, y también Salardú. ¡No sé con cuál quedarme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar algo sobre lo que acabas de leer? ¡Muchas gracias!